De La Distracción a la Deidad: Ayuda Por El Mejor Estudio Biblico

Conducido a la Distracción
Conectividad aumentado con la capacidad aumentada de conectar con otras ha dirigido a nuestra sociedad a una posición de productividad aumentada . . . o muchas personas pretenden. Con el avance de la tecnología hay más oportunidades para aprender, traba bajar, y juntarse con otras en maneras que nunca estaban posibles por las generaciones previas. Podemos ser, y debemos ser, agradecidos por las habilidades que la tecnología nos da. Pero, el uso de la tecnología ha aumentado mientras la capacidad de entender su impacto en nuestras competencias de concentrar, pensar, y aprender ha dejado una déficit con nuestra capacidad de usar correctamente nuestros recursos de tecnología.
La tecnología es un regalo De Dios. Pero, como un regalo de Dios, requiere buena administración no solo para el bueno funcionamiento, pero por la revelación de la gloria De Dios. Con esto concepto, debemos discernir entre los tiempos cuando el uso de tecnología está útil y cuando está una obstrucción.
En su libro Lit! (Un libro bueno sobre el tema de leer libros que cada persona debe leer) el autor Tony Reinke habla el impacto de tecnología tiene para reprogramar nuestros cerebros. Citando artículos de David Ulin y Nicholas Carr, él muestra que leer con una tablet obliga el deterioro en la concentración y la retención (1). Ya no tiene la capacidad de manejar la información con porciones grandes, los lectores no pueden soportar más que dos or tres paginas en un momento de leer.
Si la tecnología pueden tener un impacto tan importante en el tiempo casual de leer, ¿Cuánto mayor es ese impacto en el tiempo de leer las Escrituras? La Palabra de Dios vive y está activa en la vida de un creyente, con la capacidad de agujerear no sola la carne, pero la alma (Hebrews 4.12). Requiere más que una mirada corta, pero mirada intensa con meditación, reflexión, y deliberación (Salmo 1.1-3). La Biblia está leído no para ganar conocimiento intelectual, pero con una expectativa de aplicación para encontrar sabiduría que santifica (Esdras 7.10; Juan 17.17).
La solemnidad de la Escritura exige una solemnidad en la acción de leerla también. Esta con la combinación del uso aumentado de tecnología proveen razonamiento convincente a poner setos de protección para guardar contra una fuente oscura que quiere sacar el significado de nuestro tiempo en la Palabra.

Conducido Más Allá de la Distracción

Si conformidad a la imagen de Cristo debe ser instituido en nuestras vidas, debe comenzar con la conformidad a sus hábitos de comunión con el Padre. Cristo muestra lecciones varias durante su vida que muestra la magnitud y la forma del tiempo con el Padre. Unos de mis versículos favoritos con esto tema es Lucas 5.16 que dice: “Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba” (también ve Mateo 14.23 y Marcos 1.35). Encuentro en este versículo, una influencia importante porque captura dos aspectos importantes de la relación entre Cristo y el Padre: regularidad y intencionalidad.
La palabra ‘se apartaba’ es un participio presente activo en el tenso imperfecto. La voz activa indica un acción que era solo de Cristo. El tomo la intención y acción para encontrar el tiempo con el Padre sabiendo que es muy importante. El tenso imperfecto indica un acción habitual o repetida durante la vida de Cristo. No es algo que pasó solo una vez, pero un parte del ritmo de su vida.
Más, Cristo buscó lugares en lo que podría estar solo. En el medio de las multitudes grandes, había un reconocimiento de la necesidad a estar solo con Dios. A veces grupos pueden desarrollar relaciones, pero es durante los tiempos de uno a uno cuando una relación íntima puede desarrollar.
Algunas personas van a decir que el ejemplo que tenemos del Señor es un tiempo de oración no es un tiempo de leer (o recitar) la Escritura. Pero debemos recordar que Jesucristo es la palabra (Apocalipsis 19.13) y Dios (Juan 1.1). Entonces, él no necesitaba la escritura escrita como tenemos hoy. Comunicamos a Dios a través oración y el nos comunica a través su palabra. Los dos disciplinas no están exclusivos mutuamente, pero están integrados totalmente en la vida de Cristo.
Debemos ser como Cristo. Entonces, como a él, debemos obligarnos a dejar las distracciones de esto mundo para que seamos consumidos por el mundo que va a venir (el cielo). No es una lista completa, pero yo sugeriría que hay un mínimo de cinco características que debe ocurrir durante nuestro tiempo de leer la Biblia:
  • Sea Rendido: Nuestro tiempo de oración y leer requiere que seremos rendidos al Padre en humildad. Sin humildad, no podemos ser enseñados, entonces no podemos ser conformados al hijo.
  • Sea Aislado: Como Cristo, encuentra lugares de soledad para poner más atención a él y su palabra.
  • Sea Regular: Hay dos partes de esto. Primero, sea consistente en el tiempo que gasta con él. Segundo es ser regular con el horario. Nunca digo que el tiempo de leer y orar debe ser a un horario específico o en el mismo horario cada día. Pero, hay valor en reconocer que somos criaturas de hábitos, entonces si establecimos un tiempo designado al mismo horario, probablemente vamos a estar más consistente en nuestro compromiso de leer y orar.
  • Sea Meditabundo: La salmista incita a los lectores a meditar en la Palabra De Dios. Es importante que leemos no solo por el hecho de leer, pero que leemos para aprender y crecer. Requiere tiempo para reflexionar profundamente sobre el texto.
  • Sea Real: Usa un Biblia real; no usa una Biblia electronica. Los aparatos electrónicos acentúan la distracción y nos traen a otras cosas afuera del texto de la Biblia.
La abundancia de la Palabra de Dios debe ser recibida con atención completa. Estos cinco puntos pueden guiarnos lejos de la distracción del mundo para que seamos atraídos más a la Palabra.

Conducido Lejos de la Distracción

No quiero desacreditar el uso de la tecnología. Estos recursos tienen beneficios cuando están usados correctamente. Si no existe la tecnología, no podemos edificar o animar uno a otro. También no quiero desacreditar el uso de libros electrónicos. Como misioneros en un otro país, yo uso libros electrónicos muchísimo por el sentido práctico (pero prefiero un libro real). Pero estoy desacreditando la distracción que viene con estos tipos de recursos cuando no ponemos protecciones en su lugar.
El leyendo de la Palabra De Dios trae vida a nuestras vidas. Nos atrae más profundo a la presencia de Dios cuando revela lo que quien es. Nos ayuda con nuestra capacidad de crucificarnos con Cristo para que podemos vivir con Cristo. Está usada por el Espíritu Santo para transformarnos. Entonces, nuestro deseo debe ser minimizar las distracciones para poner la atención completa en la Palabra.

(1) Tony Reinke, Lit!(Wheaton: Crossway, 2011), 137.