6 Métodos Para Estimular Tu Tiempo Devocional

Vivir Para la Palabra
La Escritura suministra a la sociedad uno de las afirmaciones más asombrosa que todos, y es una afirmación que todavía no ha sido refutado. De una página a otra encontramos las declaraciones que nos desafía en una manera más fuerte que une persona puede desafiarnos. Las palabras corren de la página a la persona con un poder que muevan mentes y corazones hacia la transformación. Esas palabras llegan con una autoridad que no debe ser abandonadas o denegadas.

Vivir En La Palabra

La Palabra demanda nuestra atención cada día. Para saberla, para aprenderla, y para aplicarla requieren que pasamos tiempo meditando en sus enseñanzas. No voy a decirte cuanto tiempo debes pasar en la Palabra cada día. Ciertamente, no voy a decirte como debes pasar tu tiempo en la Escritura. Pero, a través del tiempo puede ser fácil ser menos motivado por una persona usar su tiempo para estudiar la Palabra. Entonces, quiero compartir algunas maneras varios para estimular tu tiempo en la Palabra.
La devocional que tienes cada día depende en el propósito de tu devociones. Por el bien de la facilidad, miramos a una variedad de métodos con tres énfasis: Recordar, repasar, y reflexionar.

Para Recordar

Seamos sinceros. Hay muchas cosas en la Escritura y para recordar lo que está dicho por quien y en que pasaje puede ser difícil. A veces, se hace importante que lees la Palabra sencillamente con un propósito de entender los temas y los diseños de la Biblia. Por esto propósito, te sugeriría uno de los dos métodos:
  1. Un Mes, Un Libro: Para recordar, eliges un libro y léalo cada día por un mes. Estarás sorprendido que rápidamente vas a guardar versículos, pasajes, y el libro entero en tu mente. Por libros más grandes, puedes descomponer el libro en secciones mas pequeñas. Por ejemplo, el libro de Juan puede ser descomponer en dos partes, y el primer mes lees la primera mitad y El Segundo mes lees la segunda mitad. En este ritmo parece que va a tomar una eternidad para leer el Nuevo Testamento, pero este tiempo es tiempo bien usado porque puedes recordar más información que lees.
  2. Un Día, Diez Capítulos: Pueden nombrar esto el método de Grant Horner, porque es creado por el. El método divide la Biblia en diez porciones de longitud variable. El más corto es el libro de Hechos y el parte más grande consiste de los libros proféticos. En un año leerás toda la Biblia aproximadamente una vez y media. Incluye un leyendo de Hechos más que 12 veces, dos veces a través el Pentateuco, y cuatro veces a través las cartas de Pablo. Otra vez, el énfasis de este método es para conectarte a la Escritura para ver la conexión y la repetición puede ayudar te para recordar la información. Por más detalles in ingles, hace un clic aquí (estoy en proceso con el autor para proveer materiales in Español, y cuando tengo la información haré un enlace aquí).
Para Repasar
Por las personas que quieren un estudio más profundo, este parte es para ti. Si este es tu preferencia, te sugeriría uno de los métodos siguientes:
  • Por el Libro: Tome un mes y enfoque en un libro. Empieza con el entendimiento de la información del fondo como el autor, el contexto cultural, el contexto literario, y más. Pero, no enfoque un esta información demasiado y se olvide leer el libro. La información del fondo puede dar un base para ayudarte con su entendimiento del contexto y aplicación cuando lees el libro. Hay mucha información por cada libro, pero un punto principal es estudiar el libro adentro de un mes. Estudie profundamente, pero no esperas que vas a agotar toda la información o entendimiento de todo el libro. Entonces enfoque en cosas nuevas que no sabes antes y cuando el fin de mes llega, empiece un libro diferente. Hacemos esto por dos razones. Primeramente, necesitamos estudiar toda la Escritura, y mientras es importante estudiar profundamente, también es importante continuar en otros libros. Segundo es que puedes volver para estudiar el mismo libro otra vez. Probablemente, cuando estudias otros libros y vuelvas a un libro que ya estudiaste, vas a entender más porque partes de la Escritura informan de los otros partes. Entonces, vas a ver las conexiones, citaciones, y aplicaciones claramente.
  • Por el Pasaje: Todavia este método es por el libro también, per lo hacemos diferentemente. Por lo general una devoción diario consiste de un pasaje cada día, pero ¿Por qué no estudias un pasaje por semana? Use toda la semana para descubrir el pasaje. Léelo cada día, haga apuntes y observaciones, y medite en la información que aprendes.
Con los dos de estos métodos, el uso de comentarios buenos, con doctrina buena, puede ser ventajoso (pero no más que uno or dos comentarios por el propósito de estos métodos). También, solo use un comentario después de tu propio estudio para confirmar or contrarrestar tus propios pensamientos para ver si estas interpretando la Biblia bien.
El punto aquí es baquetear en la Palabra. En estés métodos puedes apreciar la intrincación de la Escritura.

Para Reflexionar

Finalmente, el aspecto final que quiero mostrarte es el aspecto más usado por la lectura devocional: la reflexión. Tiempo en la Palabra debe ser tiempo para reflexionar en la Palabra. Es una oportunidad para conocer nuestro Señor y Salvador más para desarrollar un carácter como Cristo. Entonces, requiere un examen de la Palabra de Dios, del carácter de Dios, y de los hijos de Dios (nosotros) con humildad. Un tiempo reflexivo en la Palabra nos provee con la oportunidad por esta examen. Otra vez, hay dos métodos te recomiendo:
  1. Sin Recursos: Cuando hablamos de los devociones, pensamos de esto: elegimos un pasaje cada día de la Escritura y lo leemos. Cuando leemos, hacemos apuntes (escritos o en nuestros pensamientos). Con estos apuntes, definamos una aplicación por nuestras vidas.
  2. Con Recursos: Es lo mismo de sin recursos, pero con un paso adicional. Hay personas que tienen un don de explicar la Palabra para podemos entenderla más claramente. Entonces, busque por comentarios devocionales para ayudarte. Con historias y aplicaciones, estés comentarios puede ayudarte con la reflexión del texto.
Una devoción no es solo sobre metodología. La cosa que te ofrezco aquí es ideas para ayudar y estimular todos de nosotros en nuestro tiempo con el Señor. Previamente, te compartí algunos pensamientos para leer y entender más la Palabra (puedes leer este artículo por hacer un clic aquí). Creo que estos puntos son importantes, pero con la información que compartí en este artículo, quiero anotar algunos puntos específicos que no debemos pasar por alto:
  1. No te limites. Use un método que obra para ti. Es posible que necesitas cambiar de una manera a una otra a veces o puedes combinar dos métodos para formar algo nuevo. Por ejemplo, uso el método de Horner, pero yo escribo apuntes sobre como puedo ver el carácter de Dios. Adicionalmente, trato de estudiar un pasaje por semana.
  2. En cualquier método, debes emplear principios básicos y sólidos de hermenéutica cuando interpretes y aplicas un pasaje.
  3. Haces aplicaciones especificas. Es fácil decir, “Necesito amar mi vecino” pero piensas de situaciones especificas en tu vida y tratas de aplicar el pasaje a tus situaciones.
  4. Mantenga un diario de tus pensamientos. No es necesario hacer algo grande, pero puede ser sencilla. Este te ayuda para recordar que ya leíste y aprendiste. También mantiene responsabilidad porque cuando miras a tu diario, puedes examinar tu crecimiento en los areas.
  5. Orar. Ore antes de leer, durante tu lectura, y después de tu lectura. Este es un aspecto vital en su tiempo deovional porque es un tiempo de comunicación con el Señor.
El tiempo en la Palabra es critical al crecimiento espiritual del creyente. No puedo enfatizar demasiado que este estudio no es solo por el entendimiento. Sí, estudiamos y aprendimos, pero todo es necesario para desarrollar la verdad en nuestras vidas con el propósito de aplicarla. Debe dirigirnos a la transformación. Entonces, debe impactarnos con una relación más profundo con Dios.
Vivir Por La Palabra
Reconozco que hay simplicidad en este artículo, pero no tenemos espacio suficiente para permitir una discusión completa. En lugar de esto, escribí con un énfasis en nuestra sumisión al estudio y contemplación de la Escritura.
Lamentablemente, la Escritura is el libro más publicado pero también es el libro más descuidado. Está comprado para poner en un estante porque hace muchos años era un requisito por cada persona tener un a Biblia. Pero la belleza verdadera de la Palabra De Dios está revelada cuando está leída, porque revela a Dios. El privilegio más grande que tenemos es ver a Dios a través de su Palabra.
Quizás porque la Biblia está disponible libremente en formatos diferentes, en locales diferentes, y en traducciones diferentes, la Biblia se da por sentado. El privilegio de tener la Palabra de Dios en nuestras manos está olvidado. Por generaciones no era disponible en la forma escrita. Todavía hay muchas personas que no tienen un acceso a la Biblia. Las traducciones costó vidas de hombres. La proclamación de la Biblia hoy puede costar vidas de personas. Si vale la pena morir, vale la pena vivir.