Una Devocional de 2 Juan 9

“Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.” ~ 2 Juan 9
 
Explicación del Texto: Preocupado sobre los engañadores que puede liderar a los hermanos a otra doctrina, Juan exhorta a los creyentes otra vez, y dijo no solo prestar atención a la posibilidad (versículo 8, pero también quedarse firmes en las enseñanzas de Cristo. Muchas enseñaban revelación especial (en una forma distinta) a través del conocimiento que no recibieron los discípulos. Entonces él no solo dijo a ellos a no prestar atención que alguien enseña doctrina falsa, pero también ellos no deben andar en esta doctrina.
La frase del verbo ‘se extravía’ viene de la raíz griega proagon que significa progreso. Se refiere a la person que vaga afuera de las fronteras de la doctrina establecida (1). Juan está contrarrestando el dicho de progreso de los gnósticos por decir que no debes andar antes de las enseñanzas de Cristo, pero deben quedárselos. No es porque Juan es contra El Progreso. Pero tiene una preocupación sobre la disposición que ellos tienen para expander la doctrina. “El progreso que él se open a es el progreso declarado que no permanece en la doctrina de Cristo. Entonces está condenando un adelanto que involucra la deserción de los primeros principios,’ y este adelanto no es progreso, pero es apostasía” (2).
Es una preocupación grave porque cuando no entienden el significado de las enseñanzas, no entienden a Dios. Inicialmente el lógico de Juan apareció mal. En las clases de la universidad, añadir a las enseñanzas a los profesores no indica que el profesor no es un profesor o el estudiante no tiene un profesor. Pero, Juan es correcto en su enseñanza aquí (y ya sabemos esto porque es la Palabra De Dios). Su lógico tiene sentido. Primero, la enseñanza de Cristo puede ser igual a la enseñanza de Dios, porque Jesucristo es Dios. Segundo, permanecer en la enseñanza es la evidencia que Dios está obrando en la vida de una persona (algo que Juan enseño en su primera carta). Entonces, no persevera en la enseñanza de Dios ni el Hijo indica una falta de relación con los dos. No conocer a Jesucristo es no conocer al Padre. Como un comentador anota, “No hay una duda que ellos dijeron que tenían a Dios, pero el punto del anciano es que cualquiera que falla a tener un entendimiento real de Jesús no puede tener una relación real con Dios” (3).
Revisión y Aplicación del Texto: Hay una gran necesidad a ser vigilante a las enseñanzas alrededor de nosotros. Podemos entender este punto porque la Palabra dice esto pero también nosotros experimentamos esto. Como las enseñanzas falsas siguen infiltrar la iglesia, llega a ser más difícil a distinguir entre la verdad, específicamente cuando las diferencias son minúsculas. Es un gran obra de Sátanas a tener la capacidad de engañar y distraer a la gente que dice que son un parte del cuerpo de Cristo.
Somos llamados a ser vigilados y persistir en las enseñanzas de Cristo como Juan escribió. Persevera en la verdad para ser encontrado fiel. Le sugiero que el ḿas que persiste en la verdad, el más fácil es reconocer la no verdad. Entonces, no es sola una reacción reactiva, pero proactiva también por cada creyente. Se queda firme y sabe que Dios ya tiene la victoria.
(1) Simon Kistemaker and William Hendriksen, Exposition of James and the Epistles of John, Baker New Testament Commentary (Grand Rapids: Baker Book House, 1953-2001), 382.
(2) D. Edmond Hiebert, The Epistles of John: An Expositional Commentary (Greenville: Bob Jones University Press, 1991), 306.
(3) I. Howard Marshall, The Epistles of John, The New International Commentary on the New Testament (Grand Rapids: William B. Eerdmans’ Publishing Company, 1978), 73.