Cultivando una sociedad informada en una era de desinformación

La cantidad de información y su disponibilidad existen en un nivel mas allá de lo comprensible. Solo toma pocos segundos con los implementos correctos para poner nuestras ojos en casi cualquier cosa que queremos saber. Entonces, con esta abundancia de información, ¿por qué vivimos en una era no informada?
Las respuestas son sencillas y están encontradas en disciplinas de la vida que deberían haber sido inculcadas en cada person de su tiempo en la escuela secundaria. Si es información que es disponible o información que es diseminada directamente a una persona, pocas personas leen la información. Menos invierten el tiempo para leerla exhaustivamente con un nivel de pensar activo que es necesario para aprender información nueva. Mientras un porcentaje pequeńo de personas leerán los materias disponibles menos va a invertir esfuerzo serio en contemplar la información, y el número de personas que verificarán la veracidad de esta es minúsculo.
Algunas personas excusarán su comportamiento con excusas irrazonables como falta de tiempo, falta de interés, o falta de información disponible. Pero todos de estos faltan el reconocimiento de la profundidad verdadera y el corazón en estas excusas. En realidad, la mayoría de la gente es contenta en su mediocridad y ingenuidad si la información (o por lo menos el título) afirma su posición. Lamentablemente, las consequences de esta decepción está crítico cuando la cultura adopta esa mentalidad. Hay tres resultados de esa mentalidad:
  • Refuerza el comportamiento de estar desinformado: Cuando la gente no es desafiado sobre lo que piensa y porque, permite la continuación del comportamiento. En realidad, ofrece afirmación que el compartimiento y no da un incentivo a la gente para buscar, leer, y utilizar la información que es disponible por su uso.
  • Revitaliza el fuerzo de la falsedad: Cuando el comportamiento de estar desinformado está reforzado, da permiso por la existencia de la falsedad. La gente tiene la libertad usar cualquier métodos para distribuir información porque tiene la c0nfianza que su información será inconfirmada. Por una prueba de este considere que una de las noticias más grande del mundo en el año pasado fue la existencia de las noticias falsas.
  • Redefine el concepto del pensamiento crítico: Finalmente, pensamiento crítico es redefinido. Nunca más incluye palabras como lógico, racionalidad, o verdad, pero en lugar son reemplazadas con una definición que enfatiza emoción y subjetividad. Puede ser dicho que el pensamiento crítico no es redefinido, pero es destruido.
El resultado es una gente muy obstinada pero ignorante, y ese pone la sociedad en una posición peligrosa.
Entonces, es importante por la verdad racional a ser recapitulado y recapturado. Por esto, tenemos que hacer los siguientes:
  • Proteger y Promover la Verdad: La verdad es el centro de la doctrina cristiana. Por la verdad la gente es santificada (Juan 17:17) y por esto tiene la propensión para transformar nuestra sociedad. Entonces debemos ser prudentes cuando guardamos la verdad y el evangelio. Las palabras de Pablo a Timoteo son verdaderas cuando él anima a Timoteo guardar las cosas encargadas a él (2 Timoteo 1.3-14) un pinto que ha sido reiterado de 1 Timoteo 6.20, y por esto podemos ver su importancia.
  • Cultivar y Construir Discernimiento: La necesidad de discernimiento está mostrado continuamente por la rapidez con la que el engaño encuentra aceptación. Pero discernimiento llega con un precio: requiere entrenamiento y práctica. Mientras condenar a los Hebreos y su falta del crecimiento, el autor indica que el discernimiento está beneficioso para distinguir entre el bueno y el malo, pero solo ocurre cuando las personas invierten el tiempo para crecer y no están contentas con solo las disciplinas básicas pero desean aprender más (Hebreos 5.11-14).
  • Iniciar y Instilar las Disciplinas de Leer y Estudiar: Finalmente, hay una gran necesidad de crear una cultura de gente que lee y estudia continuamente (ve Esa 7.10 y el pasaje en Hebreos). Entonces es necesario ejemplificarlo en nuestras propias vidas, enseñando a otras como hacer lo mismo, y crear un ambiente que acepta y promueve estos hábitos.
Construido en la verdad de la Escritura, hay una oportunidad por la salvación cuando estos aspectos están un parte de nuestra sociedad.
Una sociedad que no lee (y piensa sobre que está leyendo) crea una cultura en lo que el conocimiento está considerado un detrimento y las personas que lo obtiene será juzgadas y condenadas. Pero la misma sociedad será implícita en su propia degradación y devolución. Entonces, lo que necesitamos es una sociedad de lectores críticos y pensadores críticos. (Dos cosas que no están reservados exclusivamente solo por las personas con niveles de inteligencia, pero están asequible por todas). Entonces, con el comienzo de un año nuevo argumentaré que hay una necesidad de rededicación a la cultivación de una cultura que lee y piensa un una manera crítica.

La foto “img_0869 Library of Congress” es de usuario dchrisoh y Flickr.