La Crisis de Verdad: 4 Beneficios de la Verdad

Una Nota: Este artículo es el tercero de tres partes sobre la vida en una cultura posverdad que es el resultado de algunas discusiones, enseñanzas, y escritas que ocurrieron sobre este problema. Sencillamente, parte tres es un análisis básico de la importancia de la verdad. Si quiere leer parte uno, una anotación de los problemas, hace un clic aquí. Para leer parte dos, 4 problemas con la verdad, hace une clic aquí.

Resiste la conformidad, no importa el costo. Es la melodía siendo vocalizada por nuestra sociedad. Interesantemente, por juntar la llamada de resistir la conformidad, están conformando. Pero, esa duplicidad es por otra discusión. Por ahora, la llamada a conformidad sin importancia de del costo tiene consecuencias serias, en lo que la verdad es sacrificado en el altar de soberanía personal.

En medio del sacrificio, los resultados están siendo mediados por nuestra sociedad. Reconociendo la posición peligrosa de nuestra cultura, ha habido más llamadas para volver a la verdad (puede verla en los anuncios de The New York Times en parte uno, o considere las acciones de negocios como Facebook, lo que están implementando sistemas para ‘guardar’ la ‘verdad’). Pero, estas llamadas se quedan desapercibidas porque hay una resistencia fuerte contra la verdad. Es porque la verdad es confrontacional, es duro, es hiriente, y requiere acción. Denegar la verdad puede dar una apariencia de progreso social, pero en realidad es una diva social. Entonces, hay cuatro beneficios de las verdad ser investigados y examinados.

La Verdad es Confrontacional
La verdad enfrenta nociones, ideologías, y mentalidad de cada persona. Entonces enfrenta el comportamiento y la creencia. Pero, ser enfrentado sobre el comportamiento y la creencia son aspectos esenciales por una sociedad sana porque fuerzan a las personas admitir y evaluar quien son y lo que hacen. Una evaluación honesta puede crear crecimiento personal y crecimiento societal. No es necesario por la confrontación ser combativa. Cuando se caracteriza por consideración y compasión, la verdad que es confrontacional puede incitar transformación auténtico.

La Verdad es Duro
No hay ninguna duda que la verdad es duro, porque es personal. Se enfrenta el comportamiento y la creencia. Pero, el mismo hecho que la verdad es duro significa que es importante. El estado de nuestra sociedad es una de dificultad y dureza por el impacto del pecado. La realidad que la verdad es duro compela a la gente frontal la realidad y admite que vive en un mundo caído.

La Verdad es Hiriente
Admitiendo la existencia de pecado, en nosotros mismos o otras personas, duele. Pero, cuando la verdad revela el pecado hay una gran oportunidad por comunidad. La realidad de pecado es hiriente, por nuestro propio pecado o por el impacto y dolor del pecado de otras personas. Pero en este momento de afrontar la verdad del pecado, los creyentes debe florecer porque es un momento lo que puede demostrar su amor a Dios y a otras. Es una oportunidad para llevar las cargas de otras y caminar con ellas por su bien y por la gloria de Dios.

La Verdad Requiere Acción
Finalmente, muchas personas buscan una oportunidad para evitar la verdad porque las requiere a ellos hacer algo. Ciertamente, este es la verdad, y usualmente la acción no es alga sencilla, pero requiere esfuerzo y energía. Pero la acción sirve un propósito: a perfeccionar una persona (Santiago 1.2-12). Cuando estamos enfrentados por la verdad, requiere que que nos ajustamos y nos transformamos. Pero, sin acción, la verdad es sin sentido y inútil y falta el crecimiento que la verdad tiene el poder para incitar.

Lamentablemente, los beneficios de la verdad son las cosas que el mundo ha descrito como ‘problemas.’ No es popular ser enfrentado por algo que es difícil y nos requiere cambiar. En lugar, la noción es que cada persona está correcta basada en su perspectiva y debe ser aceptada.

Pero, muchas ideas son conflictivas y no puede existir juntos, y significa que debe ser una existencia de verdad absoluta. Por los creyentes, no puede ser ninguna duda que la verdad absoluta existe en la Palabra, por la versión escrita y la versión encarnada, como las Escrituras y la realidad han declarado y aprobado.
Cuando entendemos quien y lo que es la verdad, somos confiados con una carga seria: guardar la verdad. Guardar la verdad no significa que acaparamos la verdad por nosotros mismos, pero que proveemos protección por la verdad por impartirla a otras y defenderla cuando está asaltada. También significa que somos empapados en la verdad.
Mientras la crisis de verdad continua a infiltrarse a nuestra sociedad, hay muchas oportunidades para contrarrestar la crisis. Más allá, con una énfasis reciente en la verdad, es posibles que ahora existe un tiempo apropiado para capturar la atención de la gente y para mostrar la existencia de la verdad absoluta. Entonces, como creyentes, tenemos una agenda para proclamar la verdad . . . esa prioridad nos fue dado en la Gran Comisión.

La foto, “new york times” es de usuario samchills y Flickr.