El Plan de Pablo, La Voluntad De Dios (Parte Final)

“Así que, en cuanto a mí, pronto estoy a anunciaros el evangelio también a vosotros que estáis en Roma.” ~ Romanos 1.15
 
Este libro de Romanos contiene teología espectacular y tremendo. Entonces, es una epístola que merece nuestra atención. Por sus riquezas, es fácil pasar por alta los pasajes sencillas como las notas introductorias. Por las últimas semanas, hemos mirado  a algunas notas introductoria de Pablo en Romanos 1.8-15 y las implicaciones de esas notas por misiones (y por ministerio en general). Mientras Pablo compartió su corazón con los creyentes romanos, une persona puede ver su petición, su pasión, y so posición (puede leer los artículos anteriores y algunos pensamientos de estos puntos por hacer un clic en los siguientes: parte 1 y parte 2). Pero, hay un punto final para anotar aquí: su plan en versículo 15.
Pablo era un hombre que entendía Proverbios 16.9, donde esta escrito, “El corazón del hombre piensa su camino; Mas Jehová endereza sus pasos.” Una lectura sencilla de sus cartas y una persona concluirá que su camino y sus razones por su camino estaban algo aleatorio. Pero, sus cartas con el libro de Hechos revelan que Pablo tenían planes, pero siempre sus planes estaban dirigidos por la voluntad De Dios.
Para entender el plan de Pablo, necesitamos entender dos conceptos. Primer, considere  lo que dice Pablo en el fin de Romanos. Es interesante porque Pablo comienza Romanos con saludos y una exhortación a los creyentes por explicar su deseo, sus planes, y su ministerio. Él termina Romanos con la misma información, pero en al revés (primeramente con una exhortación de su ministerio y sus  planes en capítulo 15 y con saludos en capítulo 16). ¿Por qué es importante a nuestro entendimiento de los planes de Pablo? Encontramos nuestra respuesta en Romanos 15.19 cuando Pablo escribe, “ . . . de manera que desde Jerusalén, y por los alrededores hasta Ilírico, todo lo he llenado del evangelio de Cristo.” Más allá explica su deseo para visitar España por un camino por Roma (v. 28). Entonces, podemos ver que Pablo espera un ministerio que crezca más.
Pero, hay otro punto que necesitamos entender. Los mapas del mundo durante la era de Pablo nos ayuda anticipar el plan de Pablo. Con poca información durante esa época, los mapas revelan el entendimiento de la gente sobre el mundo. El pensamiento principal era que España era considerado ‘el fin del mundo.’ El punto medio era Roma. Ilírico, donde Pablo ha ministrado, era un punto de parrada de un viaje de Jerusalén hasta Roma. Con este en nuestras mentes, podemos ver la progresión del ministerio que Pablo planificó.
En realidad, parece estar orientado hacia el cumplimiento de la gran comisión y específicamente las instrucciones de Cristo en Hechos 1.8: “Recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.” Entonces, los planes de Pablo no estaban el resultado de ambición personal, pero coincidía con un Señor soberano que ya ha declarado que debe pasar.
Estudie más y considere algo más: ¿Pablo escribe a quien? Los creyentes en Roma. Sabemos que es porque él agradeció a Dios por su fe (versículo 8). Pero, en versículo 15, dijo que quiere anunciar el evangelio a ellos. Si ya son creyentes, ¿es necesario predicar el evangelio? Podemos entender que cuando Pablo dice que quiere predicar el evangelio, está hablando de todo el mensaje o las enseñanzas de Dios, entonces él tiene un deseo de hacer discípulos, como es la gran comisión de Cristo (Mateo 28.19-20) y desea a ver un crecimiento espiritual en sus vidas (Romanos 1.11-13).
En pocos versículos, Pablo ha compartido el objetivo de su vida: hacer discípulos en todo el mundo. Nunca llegó a España. Llegó a Roma, pero probablemente las circunstancias de su llegada no eran algo que planificó. ¿Pablo fracasaba? La respuesta obvia es, “no!” En realidad, podemos decir que Pablo era el pastor más exitoso que todos (que no nació de una virgen). Pero, Pablo le diré que nada ocurrió por su propia obra, pero por la obra de Dios a través de él. Entonces, mientras Pablo hizo planes, él se sometía a la voluntad de Dios. También esa voluntad no permitió a Pablo a cumplir su plan personal, creía una influencia grande y una expansión grande del ministerio de Cristianismo.
Cuando empecé estos artículos, lo hice con una cuenta de seis families que llegaron en Bolivia para llevar el evangelio (por favor anote una corrección abajo). Cinco de los hombres fue matados. Pero su contacto generó la posibilidad de contacto en el futuro y motivó a otras personas a dedicar sus vidas como misioneros. Los hombres tenían planes también, pero la voluntad de Dios era algo diferente y el impacto era algo más grande que podemos anticipar de una cuenta dura. Esa es la final cualidad esencial de misiones: planificar, pero con humilde que se somete a la voluntad De Dios. En este pasaje introductoria de Romanos 1.8-15, vemos cuatro cualidades esenciales de misiones: petición, pasión, posición, y planificación.

Una corrección (o clarificación): Cuando introduje esta serie, compartí una historia de cinco hombres quien fueron a Bolivia con sus esposas y sus seis hijos, y un tribu mató a los hombres. Yo compartí con la información que tuve, pero un amigo que tiene más información de este evento clarificó algunos puntos. Era seis families que llegaron en Bolivia (seis hombres, sus seis esposas, y sus hijos). Pero, su organización tenía una norma que un hombre necesita quedarse con las mujeres y los niños mientras los otros hombres establecieron contacto. El resultado fue que un hombre, cumpliendo su trabajo,  sobrevivió y los otros morieron, cumpliendo su trabajo. No cambia el mensaje de la cuenta, pero quiero compartir detalles correctas.

La foto “Globe” es de usuario Jason Bachman y Flickr.