El Papa deniega la autoridad de la iglesia católica

Escondido en la oscuridad del reportaje de noticias esta semana es un comentario del Papa Francisco. Ese comentario, cuando es considerado, tiene la potencial de anular todo que es la iglesia católica. Sola pocas anotaron la historia porque no es una noticia en las noticias nacionales. Pero, aquí in Argentina, la noticia es algo importante, no porque dijo el Papa, pero porque el contexto. Respondiendo a los críticos quien compartieron sus dudas del papa junto con el quinto aniversario de su nombramiento, el Papa escribió una carta para pedir perdón de las personas que ofendía. Pero no es el contexto de esta historia que es importante, pero una frase precisa en su apología.
Adentro esa carta el Papa expresa su capacidad de cometer errores, diciendo, “Puedo equivocarme como todos” En la superficie, es una declaración humildad y genuina. Pero, un entendimiento de la doctrina católica, ese declaración debe ser el punto de prueba de la falsedad que es la iglesia católica. Ese declaración es en contradicción a la postura que la iglesia ha mantenido hace muchos siglos cuando afirma que el papa es infalible.
La infalibilidad es algo proclamada por los cristianos cuando describimos la Biblia y su confiabilidad. Más que significa sin error, significa la incapacidad de cometer errores. Es una característica que es atribuida al Papa por los católicos y es de una interpretation mala y aplicación errónea de Mateo 18.18, Lucas 10.16, y Lucas 22.32 (1). Algunas dirán que según el Vaticano II la postura no es que el Papa es infalible pero en lugar es que él (y los otros sacerdotes también) pueden ‘proclamar la doctrina de Cristo infaliblemente.’
Sin embargo, en los dos casos hay dos puntos importantes para considerar que deniegan los dos posiciones:
  • Infalibilidad: Primero, para proclamar la doctrina de Cristo infaliblemente, la persona debe ser infalible. Sin embargo, ninguna persona es infalible porque cada person es contaminada por el pecado.
  • Impecabilidad: Segundo, hay personas que me acusarán de confundir impecabilidad con infalibilidad. Discutirán que el Papa no es impecable pero infalible. Ese argumento no es suficiente porque los dos conceptos están relacionados. Otra vez, el pecado penetra lo que somos, entonces impacta nuestra capacidad de proclamar y interpretar la doctrina de Cristo. A decir que el Papa es infallible pero no es impeccable deniega la doctrina de pecado y sus efectos.
Por lo tanto, el Papa no solo es falible, pero porque es falible no puede proclamar la doctrina de Cristo infaliblemente (y este afecta otras posiciones también).
La sistema católica que existe hoy, existe en la base de la autoridad del Papa y esa autoridad es fundada en su infalibilidad. La capacidad de hacer errores deniega su infalibilidad y con las palabras, “Puedo equivocarme” podemos interpretarlo en dos maneras. Primero, podemos concluir que el Papa es infalible y cuando dijo puede cometer errores, es una declaración verdadera absolutamente, y significa que él no es infalible ahora. O la segunda opción es interpretar que el se equivocó cuando escribió sus palabras, y esa afirma que puede cometer errores y nos encontramos a la misma conclusión de opción uno.
Entonces, con estas palabras, Papa Francisco añadió más a la devolución del papado y le iglesia católica. Analizado críticamente, el lógico de su declaración puede aprobar la falsedad proclamado de la iglesia católica. Obviamente, pocas personas van a dar la atención necesario a esas palabras y la iglesia va a continuar. Pero, la doctrina de infalibilidad solo puede ser proclamada sobre la Palabra de Dios porque viene de la Palabra de Dios (Apocalipsis 19.13) quien es infalible. Posiblemente, otras personas analizarán sus tradiciones y creencias en la luz de la Palabra de Dios y la doctrina que es enseñado para que no puede ser engañadas. Nada más ni nada menos de la Palabra de nuestro Señor debe ser nuestra convicción, nuestra comunicación, y nuestra consagración.

Para leer los dos artículos sobre la carta del Papa, hace un click en las siguientes:

(1) Por el espacio, elegí no explicar los versículos que mencioné y sus malas aplicaciones, pero le diré, no acepta mi confianza ni palabra, pero estudielos para entender.

La foto “Vatican” es de usuario Aoife Cahill y Flickr.