Living for the Glory of God ~ Vivir para la Gloria de Dios

California redefine la sociedad: ¿deberían preocuparse los cristianos?

El verano marca una época de vacaciones y relajación o, al menos, de reducción. Como resultado, es probable que muchos también ofrezcan un respiro a su mente, participando menos con las disciplinas del análisis y el pensamiento crítico. Durante ese período de descanso, ha pasado mucho. Más historias en el ámbito del aborto y la comunidad de homosexualidad continúan afirmando la necesidad de que los cristianos mantengan firmes en su fe. Sin embargo, los actos de violencia de alto perfil, los líderes prominentes que abandonan la fe cristiana y las preguntas sobre la libertad cristiana se suman a las historias de verano que quizás se hayan perdido (y deberían volver atrás y revisar). Muchas cuestiones hacen que sea difícil mirar el mes pasado y considerar dónde pasar el tiempo colectivamente considerando los principios cristianos en acción en las actuales guerras culturales. Hay un evento que es tan oscuro que pocas personas están interactuando intelectualmente con él y, sin embargo, en relación con él necesita un análisis más inteligente que los cristianos deben hacerse fluidos en discutir el tema: la reciente redefinición de California de currículo para su sistema escolar.

Nuestros sistemas educativos moldean el futuro de nuestra sociedad formando nuestra juventud impresionable. Sin duda, los padres deben prestar atención especial a lo que se les está enseñando a sus hijos, pero debido al impacto futuro, todas las personas también deben estar comprometidas con el tema. Es el estado de California quien está sonando campanas de alarma con la introducción de un nuevo plan de estudios étnicos orientado a sus estudiantes de escuela secundaria. Mientras que California sólo puede implementar este programa dentro de su propio estado, California actúa como una influencia y catalizador para el resto del país.

La propuesta de California para un nuevo plan de estudios fue lo suficientemente significativa como para capturar titulares de costa a costa (en revistas en Los Angeles y Nueva York) la última semana de julio y la primera semana de agosto. Incluso los más liberales de esos documentos encontraron el programa propuesto un poco en el lado absurdo, como lo demuestran por sus titulares. La disciplina de los estudios étnicos no es preocupante, sino el hecho de que bajo ese título los administradores de California quieren instituir una agenda de transformación social.

Simplemente no hay suficiente tiempo aquí para ofrecer una crítica completa de esa agenda y los lectores harían bien en examinar la propuesta de California ellos mismos en lugar de simplemente tomar mi palabra para ello. Aquí hay una revisión de siete áreas que merecen preocupación sobre el plan de estudios.

  1. Redefine los estudios étnicos y la opresión: Los estudios étnicos y la opresión representan cuestiones morales profundas, pero en lugar de involucrarse con ellas de una manera significativa, los educadores simplemente lo utilizan como una herramienta para deshacerse de las ideologías con las que no están de acuerdo. El capitalismo se retrata como erróneo porque es racista y controlado en privado (no por el gobierno). Parte del ejercicio incluye un “paseo de privilegios” que define el privilegio de uno basado en factores como los padres de uno diciéndole a su hijo que es inteligente o capaz. Sinceramente, esto parece no ser más que un ejercicio a vergonzante por tener un padre amoroso (o padres).
  2. Redefine la Historia: En lugar de enseñar historia, el programa busca iniciar hxrstoria (pronunciado herstoria) que se supone que es una versión más neutral en cuanto al género de la historia negando la designación masculina o femenina (especialmente cuando se refiere a la historia cifras). Anota en ingles la palabra ‘his’ es como su en masculino y ‘her’ refiere a alguien fémina.
  3. Redefine el género: Ya esto se ve en el cambio de la historia a la hxrtoria, pero esto no se detiene allí. Al referirse a aquellos que aceptan el género que se les asigna al nacer como cisgénero, el plan de estudios coloca etiquetas que transmiten a personas como esta de manera diferente mientras normalizan a cualquier otra persona que no lo haga. Además, a las mujeres se les conoce ahora como womxn en el que la letra ‘x’ se utiliza para interrumpir el enfoque binarista de género a menudo rígido para contar la historia.”
  4. Redefine el idioma: Realmente, crea un idioma completamente nuevo. Con palabras como hibridatos y nepantala, el currículo de California se acompaña de un glosario que abarca 22 páginas con el fin de explicar su nuevo lenguaje que no hace más que demostrar lo extrema que es la agenda.
  5. Redefine la educación: Desafortunadamente, no hay nada en el programa que estimule, enseñe o intente crear un nivel de pensamiento crítico e interacción intelectual. De hecho, se quita en este programa a través de nada más que una forma de adoctrinamiento.
  6. Redefine los partes bíblicos: Basados en lo que ya hemos notado, esto no es una sorpresa. Pero enseñando en cambio sobre el cisheteropatriarcato (un sistema de poder basado en el dominio de los hombres cisheterosexuales) el programa rechaza una visión bíblica del complementariedad.
  7. Redefine a los padres: Por último, el plan de estudios descuenta el parte bíblico de los padres con sus hijos. De hecho, en un documento de 26 páginas los padres no se mencionan hasta la página 15 y lo hacen de manera negativa al señalar que algunos padres probablemente serán hostiles a la enseñanza y por lo tanto los educadores tienen un mayor influencia en la vida del estudiante.

Desafortunadamente, estas preocupaciones son sólo una pequeña representación de lo que se encuentra en el documento. Además, los recibes a través de mi lente e interpretación.

California es un estado que hacen títulos en las revistas por lo absurdo, pero lo absurdo no quita la responsabilidad de un cristiano, especialmente en algo tan vital como la educación de nuestros hijos. Por lo tanto, hay varias mentalidades que los cristianos deben asegurarse de adoptar:

  1. Una mentalidad compasiva y empática: No hay duda deque la opresión ha ocurrido y sigue hoy. Los cristianos no deben tolerar tal comportamiento. Al oponerse a aquellos que se dedican a ella, deben ser compasivos y empáticos con aquellos que experimentan tal opresión.
  2. Una mentalidad antropológica: Los cristianos deben adoptar una antropología correcta que ve a Dios como creador y a todos los seres humanos hechos a su imagen. Esta enseñanza crea las bases para el amor de los demás y la igualdad para todos.
  3. Una mentalidad informada: En un sistema que se esconde detrás de un montón de jerga liberal y palabras amplificadas, nos enteramos de la importancia de que es ser informados sobre lo que está ocurriendo. Requiere tiempo, diligencia y responsabilidad, pero sin ella uno está permitiendo voluntariamente que un niño se someta a otra autoridad que socavará una vista bíblica.
  4. Una mentalidad responsable: Todos, pero los padres en particular, necesitan reconocer la seriedad de la tarea de Dios de cuidar a su pueblo. En este caso se nos ha dado la responsabilidad de mayordomo de los niños para Su gloria. Las profundidades de la depravación que se exhiben aquí la necesidad de que tomemos esa responsabilidad en serio en un mundo caído.
  5. Una mentalidad crítica: Hay mucho con lo que luchar en esta agenda y lo que se está hablando son temas morales profundos. Los cristianos deben tener una mentalidad que se involucre intencionalmente en el pensamiento crítico para considerar las consecuencias de programas como este.

Ninguna de estas mentalidades son las que simplemente ocurren porque una persona dice, “Voy a hacer esto.” En cambio, se convierten en parte del estilo de vida cristiano cuando uno se transforma en la imagen de Cristo leyendo la Palabra de Dios y caminando en el Espíritu Santo. Por lo tanto, comienzan con una relación con Dios.

Me sorprende cómo pocas personas son conscientes de lo que está pasando en California. La propagación de estos nuevos programas de estudios étnicos plantea preocupaciones válidas, no sólo para los cristianos, sino para todas las personas. Tales puntos de vista extremistas son un llamado para que los cristianos suban al nivel de su responsabilidad involucrando la cultura con críticas lógicas y fácticas que los obligan a enfrentar la irracionalidad de su celo.

Para obtener más información sobre el tema, haga clic en los siguientes títulos (los artículos son en ingles):

La foto es de usuario David Pennington en Unsplash.

%d bloggers like this: